Bookmark and Share    
 
Sabbath Observance Through the Centuries
Observancia del Sábado a través de los siglos

Siglo XV

BOHEMIA
“Erasmo testifica que, incluso después del 1500, estos bohemios no sólo guardaban el séptimo día de manera estricta, sino que también eran conocidos como sabatistas” (Cox, Literature of the Sabbath Question -Literatura sobre la interrogante sabática-, Tomo 2, pág. 201, 202. Truth Triumphant, pág. 264).

NORUEGA
(Concilio Eclesiástico en Bergin, 22 de Agosto, 1435) “El primer asunto concerniente a la santificación del sábado. Llegaron noticias a la tierra del Arzobispo de que había personas en diferentes partes del reino se habían atrevido a santificar el sábado. Está estrictamente prohibido-establecido por la Ley de la Iglesia, que cualquier persona guarde o adopte días santos fuera de los señalados por el Papa, Arzobispo u Obispo” (La historia de la Iglesia Noruega bajo el Catolicismo, R. Keyser, Tomo II, pág. 488. Oslo: 1858).

1435 (Concilio Católico Provincial en Bergin) “Se nos ha informado que algunas personas en diferentes distritos del reino han adoptado y guardado la observancia en el día séptimo, sábado. Está prohibido severamente -en el sagrado canon eclesiástico- a todos, sin excepción alguna, la observancia de cualquier otro día, excepto aquellos que el santo Papa, Arzobispo u Obispo mandare. La observancia del sábado no será permitido bajo ninguna circunstancia de aquí en adelante, sólo lo que el canon eclesiástico dicte. Por lo tanto, mandamos a todos los amigos de Dios en toda Noruega, quienes desean ser obedientes a la Santa Iglesia, que dejen en paz este mal de guardar el sábado; y al resto les prohibimos, bajo la penalidad de castigo severo por parte de la Iglesia, el guardar el sábado como día santo” (Dip. Norveg., 7, 397).

1436 (Conferencia Eclesiástica en Oslo) “Se prohíbe bajo la misma penalidad santificar el sábado mediante la abstinencia del trabajo” (Historia de la iglesia Noruega, pág. 401).

FRANCIA- Valdenses
“Luis XII, Rey de Francia (1498-1515), al ser informado por los enemigos de los valdenses que habitaban en una parte de la provincia, quienes además eran culpados de varios crímenes atroces, envió al Mensajero Real junto con un cierto doctor de La Sorbona, para que inquirieran respecto de este asunto. A su regreso, en su reporte, ellos dijeron que habían visitado todos los distritos, pero que no habían podido descubrir ninguna evidencia de los crímenes que se habían imputado a los valdenses, y que muy por el contrario, ellos guardaban el día sábado, observaban el rito del bautismo de acuerdo con la Iglesia Primitiva, e instruían a sus hijos conforme a las pautas de la fe cristiana y los Mandamientos de Dios. El Rey, al escuchar el reporte de los comisionados, proclamó con juramento que éstos eran hombres de bien, incluso [más] que su pueblo o él mismo” (Historia de la Iglesia Cristiana, Tomo II, pág. 71, 72, tercera edición. Londres: 1818).

INDIA
“Separados del mundo occidental por siglos, ignoraban las muchas novedades introducidas por los concilios y decretos Lateranos. ‘Somos Cristianos y no idólatras’, fue su respuesta expresiva cuando se les pidió rendir homenaje a la imagen de la Virgen María’”.